Andrew McCutchen y Piratas ahora miran hacia adelante tras rumores de cambio

Andrew McCutchen y Piratas ahora miran hacia adelante tras rumores de cambio

PITTSBURGH -- Muchos aficionados en Pittsburgh no anticipaban ver a Andrew McCutchen vistiendo el jersey de los Bucaneros durante el festival del equipo este fin de semana. Y el guardabosque tampoco estaba seguro si eso iba a ocurrir.

"Si me lo hubieran preguntado hace una semana y medio, diría que era verdad", declaró McCutchen. "No cabe duda de que me siento contento de estar aquí. Se siente bien vestir los colores de este equipo".

A comienzos de esta semana, parecía que McCutchen sería enviado a otro equipo luego de los rumores de cambios que involucraron al jardinero durante las Reuniones Invernales. Pero McCutchen sigue siendo parte de Pittsburgh -- el gerente general Neal Huntinton agregó que "es poco probable" que eso cambie en la temporada muerta -- y terminó siendo el centro de atención en el PirateFest.

McCutchen habló sobre esos rumores de cambio por primera vez desde que terminó la temporada, un trecho de dos meses en los que mucho se ha especulado sobre su salida de Pittsburgh.

"Tuvimos una buena plática, quedamos en buenos términos", dijo McCutchen. "Yo estaba nervioso, no sabía qué esperar. Pero estoy contento de estar aquí, con el número 22 en mi espalda y vistiendo la camiseta de los Piratas".

McCutchen dijo que no ha escuchado nada sobre una posible extensión de su contrato. No se trata de ninguna sorpresa, si se toma en cuenta que hace menos de una semana estaban tratando de cambiarlo.

En el pasado, McCutchen ha expresado su interés por quedarse en Pittsburgh el resto de su carrera. Esa fue una de las razones por las cuales firmó su extensión de contrato en el 2012. Pero la reciente ola de rumores lo ha llevado a darse cuenta que quizás sus días con los Piratas están contados.

McCutchen es un profesional y ha crecido acostumbrado como sus compañeros de equipos son cambiados a medida que se hacen más viejos, más costosos y más cercanos a la agencia libre. Sin embargo, admitió que se sintió herido personalmente por la sola idea de ser cambiado.

"Por supuesto que sí, soy humano", dijo McCutchen. "Si alguien te lanza el carro mientras estás manejando te vas a molestar. Que se estuviese mencionando mi nombre como pieza de cambio, pues sí, seguro que impactó. Todos tenemos sueños. El mío es ser un Pirata toda mi carrera".

Esa posibilidad luce más remota que nunca. Incluso si McCutchen continúa en el equipo el Día Inaugural, podrían cambiarlo a mitad campaña, o en la temporada muerte siguiente, asumiendo que el equipo ejerza la opción que tiene para el 2018. Huntington reconoció que los Piratas han recibido llamadas de otros equipos y han discutido con éstos la posibilidad de cambiar a McCutchen, además de otros peloteros.

Pero por los momentos, sus compañeros estaban felices de verlo el sábado. 

"Sigue siendo un jugador de los Piratas y eso me pone contento. Creo que todos lo estamos", dijo el infielder David Freese. "Es la cara de franquicia. Uno quiere ganar junto a gente así".

McCutchen dijo que todo lo que ha transpirado en las últimas semanas no creará ningún ambiente extraño cuando se reporte a los Entrenamientos Primaverales. Y añadió que el apoyo mostrado por los aficionados durante el Festival de los Piratas lo hizo sentirse bien. Además, sonó motivado para dejar en el pasado lo que fue un frustrante 2016, tanto dentro como fuera del terreno. 

"Nada de esto me afectará", dijo McCutchen. "Estoy listo. Tengo la piel gruesa".